Saltar al contenido
>

La gran mentira del colesterol «malo»
(o cómo inventar una enfermedad)

Si cuando vas al médico para que te presente el resultado de tu análisis de sangre y te dice que tienes el «colesterol malo muy alto» y que «te tienes que tomar una pastilla para bajarlo» o tienes que «comer bajo en grasa» entonces…

Cambia de médico.

Eso sí, antes de hacerlo pásale esto porque el caso del colesterol es una muestra exacta de lo que no funciona en nuestro sistema educativo.

La falacia de que el colesterol LDL «es malo» surgió hace décadas (hoy lo veremos) pero resulta que también hace ya años que se desmintió. Pero… «casualmente» esta información no se ha actualizado en los libros de medicina.

Lo digo entre comillas porque no es tanta «casualidad».

Hoy aprenderemos la verdad del colesterol, como se inventaron la enfermedad del colesterol «malo», para que sirve esta partícula y terminaremos siendo prácticos: aprendiendo a interpretar correctamente el colesterol de nuestros análisis de sangre.

Aviso: lógicamente consulta con un profesional antes de tomar medidas. Como siempre, esta es mi conclusión al respecto.

El origen de la mentira del colesterol

La idea de que el colesterol LDL es malo salió de la década de los 50, cuando el zoólogo (no médico, ni nutricionista) Ancel Keys salió con su hipótesis lipídica.

Una hipótesis ya desmentida tantas veces pero que por alguna razón parece no haber llegado a las carreras de medicina.

Recordemos que «hipótesis» significa que no está demostrada. ¿Y cómo iba a ser la hipótesis de Ancel Keys demostrable? en sus modelos para sacarse esta información de la bata utilizó conejos para darles grasas y «demostrar» que se les taponaban las arterias.

Repito. Utilizó conejos en sus modelos… un malditto herbívoro.

meme conejo dieta

Ancel Keys quiso llevar esta teoría a los humanos y organizó el llamado «estudio de los 7 países» para probarlo. Lo que pasa… es que el estudio en verdad se probó en 22 países pero sólo se publicaron como «siete» porque el resto de 15 países no se ajustaban a su narrativa. A su hipótesis.

¿Entonces por qué necesitamos desmentir el colesterol LDL y seguir llamándolo «malo»?

¿Podría ser que fuera porque las estatinas (las pastillas para bajar el colesterol artificialmente) facturan miles de millones en cada país?

De los alimentos realmente malos para la salud concluimos que lo que nos está petando la salud es el azúcar y los aceites vegetales de semillas presentes en cada maldita comida empaquetada o restaurante al que vayas.

Me parece flipante que todo esta pirámide nutricional que seguimos para mantener el LDL bajo esté basada en una hipótesis de un zoólogo que inyecto colesterol a un animal herbívoro y manipuló los resultados de sus estudios.

Quiero volver a remarcar que la aberración que provocó Ancel Key ya ha sido desmentido por estudios exhaustivos, pero la bola de nieve de la industria anti-grasas es ya demasiado grande.

Fijaros si es tal la aberración que hay docenas de estudios que muestran como las personas con más colesterol viven más tiempo.

colesterol mortalidad

Y aquí siguen la mayoría de médicos: recomendando consumir pocas grasas.

Pero centrémonos en lo positivo: que no es tarde para aprender el motivo por el que necesitamos el colesterol y cómo interpretar (de verdad) los tests que nos hacemos para ver como vamos de salud.

Para esto necesitamos empezar por el principio: ¿qué demonios es el colesterol?

Qué es el colesterol

El colesterol es un componente estructural esencial de la membrana celular animal.

¿Recordáis a Célula de Dragon Ball? una vez había chupado a la Androide A-18 se convirtió en Perfect Cell. Vamos que el colesterol es la A-18 de la célula.

célula anabólica

Sin esa fusión, la célula (el célula) no sirve para nada.

O sea que…

Por qué es importante el colesterol

Cada célula de nuestro cuerpo necesita colesterol para funcionar.

Por funciones metabólicas

La partícula de colesterol está involucrada en cada función metabólica de nuestros cuerpos.

El colesterol va viajando como si fuera un trabajador de chalecos fluorescentes para reparar tejidos y aún así… Nos da miedo.

Es antiinflamatorio

Nos da miedo una maldita partícula antiinflamatoria.

Pero las funciones metabólicas, el funcionamiento de las células y manejar la inflamación no es su única función.

Por la producción hormonal

Nuestras hormonas también necesitan colesterol para funcionar y desempeñarse como tienen que hacerlo.

colesterol prehormona

Hormona suprarrenal, hormonas sexuales… ¿Por qué os pensáis que una de las consecuencias para la salud de los veganos que no comen suficientes grasas saturadas es tener todo tipo de problemas hormonales?

La de casos/testimonios de mujeres que hay que han perdido la regla en dietas veganas y que cuando dejan de serlo todas empieza a mejorar.

¿Qué otra manera tiene la naturaleza de decirte…? «oye, tu mejor que no tengas descendencia. No estás bien. Algo no funciona. No eres fértil. Tus hijos podrían tener problemas de salud y no sobrevivir.»

Y hablando de cosas que hacen vomitar…

Para absorber nutrientes

El colesterol también es indispensable para la creación de la bilis (eso que vomitabais tanto de adolescentes cuando hacíais botellón).

No nos olvidemos que la bilis es indispensable para digerir y absorber las grasas y vitaminas liposolubles en el intestino delgado.

Os acordáis de cuáles eran las vitaminas más importantes para la vida humana, ¿no? exacto. Las liposolubles. La A, D, E y K que sólo se pueden absorber con grasas saturadas.

cómic dieta carnivora

Vamos, que sin colesterol no hay absorción de nutrientes.

En vez de esto lo que hacemos es lo contrario, evitar las grasas saturadas por miedo al colesterol y tócate los collons porque encima nos metemos de antinutrientes hasta el culete lo que empeora aún más toda esta biodisponibilidad.

Algunas personas querrán argumentar que el cuerpo produce colesterol por si solo… y es verdad. El cuerpo produce una parte (imaginad si es importante) pero no es ni de lejos suficiente.

Pensad que las grasas animales tienen que estar presentes en el estómago para absorber estas vitaminas de manera óptima.

¿No grasas animales? no party.

Para obtener vitamina D3

Y aún más importante es que también necesitamos el colesterol para absorber la vitamina D3 que no es sólo una vitamina sino una maldita hormona.

Tenemos un estudio (de varios que hay) que nos muestra que los niveles de vitamina D3 (después de estar expuestos a la luz) se correlacionó directamente con los niveles de colesterol.

Dicho en ninja: como más alto, mejor.

Hablando de «alto». Algo que también necesitamos en alto es repetir en voz alta lo siguiente: «sólo los productos animales tienen colesterol.»

Aunque hay varios tipos de colesterol, hoy queremos desmentir el LDL. El «irónicamente» mal-llamado «malo».

Qué es el colesterol LDL

El LDL transporta el colesterol y los triglicéridos por la circulación, así que el título de «malo» es poco merecido porque el LDL cumple montones de funciones importantes y solo se convierte en un problema con el potencial de estrechar las arterias cuando la partícula se daña.

¿Cómo se daña?

Primero tenemos que clarificar el concepto del colesterol y de la partícula LDL.

Partícula LDL

El colesterol no es lo que creemos que estamos midiendo en un test de colesterol cuando nos hacemos la prueba.

Cuando médicamente se usa el término «colesterol», que sepamos que no estamos hablando de colesterol en absoluto.

Cuando hablamos del colesterol LDL, en realidad estamos hablando de una partícula LDL que es una partícula hecha de proteínas además de otras cosas que lleva dentro.

Parte de estas otras cosas es el colesterol, pero toda la unidad en si misma es una lipoproteína.

Nivel bueno de colesterol

Sabemos como hecho irrefutable que incorporando grasas saturadas en la dieta que este LDL incrementará… pero esto no significa que sea malo.

¿Por qué? bueno. La razón es porque existen distintas poblaciones de colesterol LDL.

Hace unos 30-40 años en los test de sangre, los pacientes y doctores sólo se preocupaban del «colesterol total» en sangre sin distinción del tipo de colesterol.

Ahora tenemos el HDL que llamamos «bueno» y el LDL que llamamos «malo», pero también podemos dividir aún más este «mal» colesterol en más poblaciones dependiendo de si se ha dañado o no.

Tengo el colesterol a 300

A lo que me refiero es que si una persona sale con que tiene un colesterol elevadísimo de LDL pero este LDL no está dañado, no tiene ninguna consecuencia negativa para la salud.

Puede ser tan alto como quieras y estar feliz y sano como un girasol.

El problema es cuando se daña porque entonces si que es cuando se puede ir apilando en los vasos sanguíneos y causar todo tipos de problemas para la salud.

¿Y que lo daña?

Cuando el colesterol es peligroso

Lo que daña al colesterol LDL y entonces pasa a ser peligroso es el azúcar.

¿Cómo sucede?

Es como encontrarte con tu ex y verte forzado a interactuar con ella. De ahí no saldrá nada bueno.

El LDL en contacto con el azúcar pasa por un proceso oxidativo llamado glicación, donde la molécula del azúcar se adjunta a una de las proteínas en la capa de afuera de la partícula LDL.

  • El problema es que cuando se adjunta cambia la manera en cómo funciona el LDL.
  • La buena de la partícula no puede hacer lo que normalmente hace y…
  • Deja de poder ser reciclada por el hígado.
  • Como no puede ser reciclada es cuando se empiezan a acumular en los vasos sanguíneos.

O sea, que hemos etiquetado una partícula esencial para la vida como «mala» cuando en verdad ha sido la maldita molécula del azúcar que nos ha llevado a los problemas en primera instancia.

Culpa al conductor, no al vehículo.

Como nuestros cuerpos serranos no la pueden expulsar del cuerpo con los mecanismos normales, terminan en el revestimiento de los vasos sanguíneos.

Nuestras células guardianas, las llamadas macrófagos, tienen una función de deshacerse de cuerpos extraños así que como si fueran un maldito Pac-Man empiezan a tragarse estas partículas.

Pero estos guardianes no tocarán colesterol sano, sólo tocarán el colesterol dañado. Vamos, que lo podríamos resumir diciendo que:

Es la grasa saturada que nos sube el colesterol, pero es el azúcar el que lo daña.

Es la glucosa que nos «oxida» el LDL. Pero otra cosa interesante es que todo este proceso se vuelve más rápido si tenemos exceso de omega 6 en el cuerpo.

Que casualmente… en occidente todo el mundo tiene excesos de omega 6, por culpa del consumo carne industrial (no de pasto), pero sobretodo por cocinar con los aceites de semillas (PUFAS), o beber leches vegetales.

El proceso del colesterol

Pero para entenderlo un poco mejor vamos a ver el proceso.

Receptor de LDL

Primero la lipoproteína VLDL es excretada por el hígado y va desprendiéndose de material como si fuera un tren con distintas paradas.

Como va dejando mercancía se va volviendo más pequeña pasando a ser IDL y después a nuestro querido LDL.

Después esta partícula LDL es recibida (otra vez) por el hígado o por células en los tejidos periféricos.

O al menos así es como tendría que ser.

receptor ldl
Imagen: los 2x círculos amarillos representan el receptor de LDL.

Veréis. Tanto el hígado como los tejidos periféricos tienen un receptor de LDL. Vendrían a ser como un portero de discoteca.

Imaginaros una disco con una sección VIP muy exclusiva en la que sólo los miembros de la comunidad y las partículas LDL pueden entrar. ¿Y cómo las identifican? pues necesitas tu carnet VIP para hacerlo.

En nuestro cuerpo, el carnet VIP es una proteína muy específica en la propia partícula de LDL llamada apolipoproteína B100 (o ApoB100).

¿Qué pasa si le enseñas al portero una tarjeta que está rota o que no se parece al resto de tarjetas? pues que te enseñará la puerta de salida. Que no te dejará pasar.

Lo importante que tenemos que recordar aquí es que hay una sola proteína Apo B100 por cada partícula LDL.

apo b100

Así que el problema es dañar a esta única proteína. ¿Y que lo daña? esa maldita glicación de la que estábamos hablando. El daño oxidativo que el azúcar provoca en el LDL se centra en dañar a esta proteína.

Se centran en joddernos la tarjeta que nos permitiría entrar en la sección VIP donde están el resto de colegas.

LDL en sangre

¿Qué pasa entonces con este LDL dañado por la glucosa que no pueden pasar? pues que empiezan a deambular por la zona no-exclusiva. En este caso sería la sangre.

La sangre es la sala por la que pasa todo Dios. El LDL dañado sin pase VIP se empieza a acumular ahí como los borrachuzos que no saben que p0llas hacen ahí.

El LDL se van acumulando en la circulación porque no son reconocidas por los receptores y aquí es cuando vemos en los tests, un número elevado de partículas LDL.

Recordemos que en comparación con la lipoproteína VLDL (que ha ido dejando paquetes en su transporte, convirtiéndose en IDL y después en LDL), la LDL es pequeñita.

O sea que el volumen como tal de LDL no será necesariamente elevado, pero el número de partículas sí lo es. Por esto el «recuento» de número de partículas LDL es un buen indicador para predecir ataques al corazón. Porque refleja el daño oxidativo que hay en el LDL que no puede pasar a la zona VIP que es donde debería ir.

Placas de colesterol en las arterias

Ya sabéis que pasa cuando hay un grupo de gente deambulando por un pub durante un buen rato, ¿no? pues que se terminan encontrando y taponando el libre movimiento al resto.

Y esto es exactamente lo que pasa con el LDL en sangre.

acumulación LDL en arterias

Encuentra otras partículas de LDL y se juntan. Hacen un grupito en medio de la sala para que los demás tengan problemas para pasar por el medio e ir al baño, entrar o salir.

O hablando en cristiano. Se juntan en la parte interior de nuestras arterias.

Macrófagos

Debajo de la alfombra de nuestras arterias es cuando se encuentran con las células Pac-man. Los macrófagos.

¿Recordáis como los receptores de LDL sólo reconocían al LDL sano que se identificaba con ese pase VIP?

Pues estos macrófagos tienen un receptor que es lo opuesto. Un receptor carroñero que se quiere tragar todo lo que no sea reconocible (como mi ex).

Lo que sucede es que la partícula LDL se empareja con el receptor del macrófago.

célula espumosa
Los macrófagos terminan comiendo tanto LDL que la terminamos llamando célula espumosa por todos esos trocitos de grasa de LDL dañada en su interior.

Así es como el LDL dañado termina dentro de nuestros vasos sanguíneos.

Cómo interpretar el colesterol en análisis en sangre

Sabiendo todo esto podemos pedir un mejor análisis de sangre para saber de verdad como vamos de (no de colesterol) pero de la salud de nuestro colesterol.

Este es el término: «doctor, ¿cómo tengo la salud de mi colesterol?»

Como digo las buenas noticias es que con un análisis de sangre corriente aún podemos sacar mucha información interesante (a pesar de que se lea mal).

Triglicéridos: <40 mg/dl

En un análisis de sangre lo primero que miraremos serán los triglicéridos.

Es importante entender que hay dos fenotipos de pacientes. El fenotipo A y fenotipo B.

Lo sé.

La comunidad científica no es muy original con los nombres técnicos. Se podrían llamar fenotipo Dragon y fenotipo Hydra. Pero bueno.

  • Al fenotipo A le predominan partículas LDL más grandes y ligeritas, mientras que…
  • Al fenotipo B le predominan partículas LDL que son más densas y pequeñas.

O sea que lo que es ideal es ser de fenotpipo A.

Con lo que nos salga de triglicéridos en el análisis de sangre normal, podemos ya empezar a definir el fenotipo que somos.

fenotipos de triglicéridos
Si nuestros triglicéridos son de menos de 40, lo más probable es que seamos fenotipo A y podemos estar cómodos con los resultados. Por contra si tenemos más de 180 en triglicéridos, casi seguro que somos fenotipo B y querremos mirar más cosas.

Triglicéridos bajos y colesterol alto

O sea que si el resultado sale que tenemos los triglicéridos bajos y el colesterol alto, es que seguramente seamos fenotipo A y nos podemos relajar.

Colesterol total alto y HDL alto

¿Y si nos sale que el colesterol total es alto y el HDL también lo es?

HDL: >65 mg/dl

Podemos utilizar el mismo gráfico pero con la diferencia de que si esta vez el número va subiendo, entonces mejor porque somos del fenotipo «bueno».

ratio colesterol HDL

Si el HDL es de menos de 25-30 mg/dl, entonces casi seguro que tendremos un perfil de más riesgo.

Pero si por el contrario tenemos más de 65 mg/dl entonces tendremos un buen perfil.

Como mi perfil izquierdo cuando me hago fotos.

Esto es una de las bondades que se pueden conseguir con una dieta cetogénica como la carnívora.

Ratio triglicéridos ÷ HDL

Ahora bien, también hay otra métrica en un test normal para ver si tenemos un perfil de riesgo o no. Se trata del ratio, de la relación entre triglicéridos y HDL.

La formula para calcular el ratio triglicéridos a HDL es: triglicéridos ÷ HDL.

Por ejemplo, en mi análisis de sangre de 2019 (cuando aún no seguía una dieta ancestral), si hubiera utilizado este ratio me hubiera salido 62,1/44,07 con un valor de 1,41.

En el compañero Carles (seSEO), después de haber seguido la dieta carnívora un tiempo y haberse hecho análisis de sangre, el resultado le sale a 1,35 lo que está al 100% en la zona verde del fenotipo A.

ratio triglicéridos HDL
Gráfico: como más en la zona verde nos acerquemos, mejor.

Vamos, que puede estar muy cómodo con sus resultados y una dieta basada en carne le ha hecho más bien que otra cosa según esto y también por la experiencia que nos contaba en el grupo.

O sea que este ratio nos da valores para saber si estamos en una zona saludable o no.

  • mg/mg (miligramos)
  • Bueno = < 1,8
  • Malo = > 4

Interpretar análisis colesterol

Recordar pues que en los análisis de sangre siempre considerar lo que nos dice el médico, claro. Pero a parte de esto me gusta mirar los valores que hemos comentado hoy de la siguiente manera.

  • Si los triglicéridos son de <40 mg ya me quedo tranquilo. Si no lo son, miraré al colesterol HDL.
  • Si el HDL es de > 65 mg ya me quedo tranquilo. Si no lo es, miraré al ratio de triglicéridos/HDL.
  • Si el ratio es de menos de 1,8 entonces ya me quedo tranquilo.

«Muy bien Pau, pero ¿y si estoy entre los parámetros del medio? ¿si no me sale ningún fenotipo entonces qué?»

Entonces si que valdría la pena hacer algún test específico.

Con los miembros de la comunidad que deciden compartir sus análisis de sangre y que han seguido una dieta basada en carne durante un tiempo, vemos cómo encajarán al menos en una de estas categorías y se pueden quedar tranquilos.

¿Si no encaja con ningún fenotipo?

El médico os tendría que recomendar algún test más detallista.

  • Por ejemplo mirando la puntuación de calcio de la arteria coronaria
  • O una subfracción de lípidos
  • O marcadores inflamatorios (que también son muy predictivos)…

Esto será decisión del doctor para ver dónde pueda tener sospechas.

Test hba1c

Para sacar información buena, el text más exhaustivo sería pedir una de hemoglobina A1c (hba1c).

El HBA1C sería una prueba mucho más concluyente para ver nuestro riesgo real de enfermedades del corazón porque mira de cerca como la molécula del azúcar ataca o se adjunta a esta molécula.

Se correlaciona con niveles altos de glucosa. Es por esto que los diabéticos tienen más probabilidades de sufrir ataques al corazón.

Dieta cetogénica y colesterol

Si tienes un LDL muy alto y pasas a algún tipo de dieta cetogénica, se ha demostrado que al cabo de 3 días el LDL bajará si nos hacemos un análisis de sangre al cabo de estos 3 días.

¿Por qué sucede?

Pues volvemos a esos receptores de LDL de los que hablábamos, que recordemos que son los que sacan las partículas de LDL y los devuelven al hígado.

Es lógico entonces que el número de LDL en sangre tenga una relación inversamente proporcional al número de receptores.

A más receptores que sacan el LDL de la circulación, entonces tendremos menos LDL en circulación. Claro.

Fijaros que si incrementamos las calorías de nuestra dieta que a su vez incrementa la insulina incrementa la expresión genética de los receptores LDL.

O sea que en vez de incrementar las grasas saturadas en la dieta, simplemente comiendo menos carbohidratos haría lo mismo por la fuerte respuesta a la insulina.

Pero a parte de incrementar los receptores de LDL, la insulina también aumenta la afinidad de cada uno de ellos. Y de hecho al revés también sucede. Me refiero a que vemos como la función del receptor baja con el ayuno.

¿Por qué? pues porque baja los niveles de insulina.

Esto explicaría porque hay tantas personas que tienen niveles elevados de LDL comparado con el resto si siguen un ayuno intermitente que dura más que las típicas 8-10 horas entre cena y desayuno.

  • Es decir, que el ayuno aumentará tu LDL porqué…
  • Los niveles de insulina bajarán.
  • Y también bajará el número de receptores (de porteros) que sacan a los LDL de la circulación.

Y para empaquetar todo esto en perspectiva, uno de los mecanismos de los estatinas (las pastillas que bajan el colesterol), es de hecho incrementar la expresión de los receptores de LDL.

¿LDL es colesterol malo o bueno?

En resumen, tener un LDL alto no es (en general) malo. El problema es tener un LDL dañado.

No es la grasa lo que daña el LDL, sino el azúcar.

Seguir una dieta alta en carbohidratos y tener los niveles de glucosa en sangre disparados es el problema. Es lo que llevará al LDL dañado que se irá oxidando y acumulando en las arterias.

Así que a partir de ahora cuando me miro un análisis de sangre:

  • Triglicéridos de <40 mg = Pau feliz.
  • Si el HDL es de > 65 mg= Pau feliz.
  • Si el ratio triglicéridos/HDL es de menos de 1,8 = Pau feliz.

pau ninja sketch

Pau Ninja

Algo no iba bien después de 6 años gravitando entre dietas veganas y vegetarianas calculadas al milímetro. Mi barriga de preñado parecía que iba a reventar y tenía niebla mental a todas horas. Cinco semanas de nuestra dieta ancestral fue todo lo que necesité.

Escucha mi podcast

Únete al boletín del carnismo

¿Te aviso cuando publique algo sobre el carnismo? Apúntate a la lista.


* Leer condiciones desplegando aquí.

* Responsable: Micromedia LLC Finalidad: Gestionar y enviarte información, artículos, textos y promociones a través del correo electrónico. Legitimación: Tu consentimiento como interesado. Destinatarios: Nunca se cederán tus datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar tus derechos de acceso en cualquier momento, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del enlace en el pie de cada email que te mande o contactando conmigo. Información adicional: Consulta más info aquí.