Saltar al contenido
>

Tu sartén es más tóxica que tu exnovia
Las mejores sartenes saludables para la salud

La desconexión que tenemos con nuestra salud y biología ancestral no sólo es evidente en la nutrición. También lo es en mucho de nuestros hábitos diarios.

Lo poco que nos movemos, dormir mal, pantallas azules, radiaciones de todo tipo de frecuencias en todas direcciones, ritmos circadianos menos consistentes que mis relaciones amorosas…

Tenemos que considerar hábitos que van más allá de la nutrición y el ejercicio para estar sanos. Por ejemplo, ¿somos conscientes lo que nos tragamos en el día a día?

Si quieres saltarte la introducción, puedes desplazarte directamente a ver las mejores sartenes para la salud.

No me vayáis por allí, malpensados.

Me refiero a los que nos metemos dentro del cuerpo sin pensarlo dos veces simplemente porque no lo vemos con nuestros propios ojos.

La polución de las ciudades es un claro ejemplo, pero incluso las utensilios de cocina que utilizamos en el día a día. ¿Por qué creéis que cuando tengo que comprar agua embotellada tiro siempre por la botella de cristal aunque sea de menos mineralización?

Me parece una tontería querer meterme cosas buenas en el cuerpo, pero que por el otro lado me esté contaminando mucho más. Que ese plástico que ha pasado semanas y meses con calor y se ha pasado a mi agua, me esté sacando más salud de lo que me esté aportando hidratarme en ese momento.

Esto lo llevamos también a nuestra cocina.

Algunos utensilios llevan químicos y metales pesados muy peligrosos que pueden pasar a lo que estemos cocinando. Componentes muy peores que esas pesticidas, fungicidas y mil -idas que pueda haber en las verduras.

Quizás por esto hacer una sola comida cada día (#214) también debe tener su impacto porqué hay menos exposición a todos estos residuos de nuestros utensilios de cocina si comemos menos veces al día.

Sartenes tóxicas

Es evidente de que hemos estado intercambiado salud por comodidad.

El descubrimiento de la agricultura es el ejemplo más claro. Un montón de mortalidad por malnutrición y por primera vez en la historia, el humano adoptó una estatura más baja. Una pérdida de altura acompañada de montones de enfermedades.

hombre-agricultura

Es como si hubiéramos pactado con el diablo.

En estos hábitos sociales la cocina ha adoptado un rol vital. De socialización y alimentación constante. Difícil es encontrar a alguien que no haya ido a ningún restaurante en semanas.

Restaurantes que cocinan con, por ejemplo aceites de semillas vegetales. Uno de los alimentos más malos para nuestra salud. Sinceramente estoy muy sorprendido que con los estudios que ya ha habido sobre aceites de semillas vegetales sigan siendo legales.

Y lo mismo debería pasar con los materiales que utilizamos en nuestros utensilios para cocinar, que no son pocos y se pueden ver igualmente en Amazon como Top Sellers. ¿Cuáles son los elementos más preocupantes que tenemos que evitar a toda costa en nuestra sartén y material de cocina? algunos ya os suena seguro:

  • Teflón
  • Aluminio
  • Cobre
  • Cerámica

Todos estos son muy peligrosos y no deberían ser parte de nuestro arsenal de cocina. Hoy nos centraremos en las mejores sartenes para la salud. Los únicos materiales de los que deberían estar fabricadas y os comentaré las que he comprado yo y porque (aunque parezca una broma) me planteo llevármelas en mi maleta cuando viaje por el mundo.

Teflón

Teflón es seguramente el material más conocido para el consumidor medio. Sabemos que cuando buscamos una sartén tenemos que evitarlo a toda costa porque tiene químicos y tóxicos que se intensifican cuando se calienta, incrementando el riesgo para distintos tipos de cáncer.

Hasta se ha documentado que los gases de sartenes con teflón se ha usado para matar pájaros. Vamos, que nos queda clarísimo que las sartenes sin teflón es lo primero que tenemos que considerar cuándo buscamos comprar una, pero hay algunos materiales que no son tan evidentes.

Aluminio

Otro de los materiales que hay que evitar es el aluminio. El papel de aluminio filtra aluminio a la comida, que es una neurotoxina que está bien vinculada al Alzheimer y a otras enfermedades.

Es increíble la cantidad de papel de aluminio que las personas tienen en sus casas. Esas bandejas de horno o cuando vamos a comprar un pollo «al ast» (pollo asado), que te lo dan con una bandeja de aluminio y bien tapado.

Dejando de lado lo contaminante que es el papel de aluminio para el medio ambiente por la cantidad de agua que usa, sí que lo podemos usar para guardar cosas o envolver el bocata del niño en el cole, pero nunca (nunca jamás) para guardar comida que esté caliente.

Me acuerdo que mi madre me enrollaba el bocata primero con una capa de papel de cocina, y después de papel de la barra de pan. Ahora seguro que no me daría bocata y me daría un taper de cristal con unos buenos trozos de carne.

El caso es que para comidas calientes nos deberíamos olvidar por completo del papel de aluminio, y ya que estamos, teniendo otros materiales disponibles no comprarlo más.

Cobre

Otra cosa a evitar es el cobre. No hay que comprar ninguna sartén o utensilio de cocina que lleve cobre porque es de los materiales con los que es más fácil transmitir toxicidad de cobre.

Cerámica

¿Y qué hay de la cerámica? Los utensilios que son 100% de cerámica son seguros para cocinar pero los que están hechos con revestimiento de cerámica no son durables y cuando se empieza a astillar, os podéis imaginar que es una receta para que haya metales pesados en el plato que te estés haciendo.

Por desgracia, tanto:

  • Teflón
  • Aluminio
  • Cobre
  • Cerámica

Son materiales bastante comunes que vemos en las cocinas y algunas sartenes. Ya quedamos lo malo que es el microondas para la salud así que… ¿qué nos queda para cocinar?

Mejor material para sartenes

El horno (si utilizamos las bandejas correctas), y las sartenes. También si son fabricadas con materiales que no nos contaminan.

Hierro fundido

El material más popular acostumbra a ser el hierro fundido, y sí que es sano, pero a nivel práctico no me gusta demasiado porque tarda mucho a enfriarse después y con lo vago que soy en la cocina, pues también tardo el doble de tiempo en limpiar comparado con otros materiales.

Puedes ver la sartén de hierro fundido más recomendada aquí.

Hierro fundido esmaltado

También existen las versiones de hierro fundido esmaltado que son una buena opción para la salud… pero tienden a ser sartenes increíblemente caras.

De todas formas yo tengo uno de esos hornos holandeses grandes que acostumbran a ser muy coloridos. Si tienes el presupuesto es de las mejores opciones para ollas gansas.

A ver tampoco os van a costar un ojo de la cara, pero acostumbrados a ver precios de chinos en productos de mala calidad, pues si que sorprenden.

Aunque te puedan costar 60 pavos perfectamente, el material no es tóxico y son ideales para cocciones lentas. Rollo si quieres hacer un asado o un caldo de huesos.

Acero al carbono

¿Pero y si queremos una sartén buena? pues tenemos un material del que no se habla mucho el acero al carbono. Bueno, se llama acero al carbono, o también acero de carbono, o acero carbono. Mientras en el nombre tenga estas dos palabras sabrás que estás comprando el correcto.

Me gusta decir que el acero al carbono es un versión cara de la sartén de hierro fundido, y considero que es mejor. O sea que una sartén de acero al carbono es la mejor para la salud pero también a nivel práctico que podemos comprar. Puedes ver mi favorita aquí. ¿Y por qué me gustan tanto?

  • Mantiene bien el calor.
  • Se caliente muy rápido por las propiedades de conductividad térmica que tiene el acero al carbono.
  • Además es mucho más fácil de limpiar y mantener.

¿Qué hace esto? pues reducir el margen de error para mantener la grasa que utilizamos para cocinar por debajo de el punto de humo, que es cuando el aceite saca humo y se quema. Es una manera de minimizamos oxidación.

Las mejores sartenes para la salud

Porque para los que no lo sepáis, no importa si utilizamos aceite de oliva, de coco, manteca de pasto o lo que sea. Cuando pasa de cierta temperatura y empieza a sacar humo, la grasa buena empieza a desnaturalizante y a oxidarse.

Con acero al carbono es un poco más fácil de controlar.

Sartenes de acero al carbono

Cuando compras sartenes de acero al carbono tienen una pinta la mar de bonitas. Dices «oh que buena sartén me he comprado, que bonita quedará con el resto de utensilios de cocina».

Pero la usas una sola vez, y ya quedará hecha un asco para siempre. Que queréis que os diga ninjas de la vida, hay que sacrificar guapura pero no pasa nada. La queremos para nuestra salud.

Si te preocupa como luce en la decoración de tu cocina pues la escondes cuando vengan invitados.

Hay que ir con cuidado con la sartén que compremos porque aunque indiquen que es de acero al carbono pueden tener un revestimiento tóxico como la pátina para hacerla antiadherente.

Una vez la hayamos comprado, existe un proceso llamado condimento o curado en el que recubrimos la sartén. Es muy fácil de hacer. Coges tu fuente de grasa favorita, y en vez de echar trozos por la sartén calientes, la pillas con las manos y la untas primero. Le pones una capa de la grasa que uses. Una capa delgada.

¿Y como la mantenemos? realmente el mantenimiento de una sartén de acero al carbono es similar a las de hierro fundido.

  • Cocinaríamos la comida.
  • Cuando termino simplemente pillamos un trapo para limpiar el interior.
  • Le pongo algo de grasa para la próxima vez y esto tendría que ser suficiente para que no se enganche si se hace correctamente.

No importa si la usamos para cocinar unos huevos, o carne, órganos, lo que sea. Las sartenes de acero de carbono son seguras no sólo para los fogones. También lo son si las queremos poner dentro del horno.

Sartenes de hierro fundido

Las que son de hierro fundido son más de lo mismo, sólo que son un poquito menos convenientes. No se calientan tan rápido pero al fin y al cabo el mantenimiento es lo mismo.

Si ya tenéis una de hierro fundido y la sabéis cuidar yo no lo cambiaría por una de acero al carbono. No vale la pena volverse a dejar la pasta. ¿Y si tengo una de acero inoxidable?

Sartenes de acero inoxidable

Se escucha mucho sobre las sartenes de acero inoxidable, que tiene ventajas e inconvenientes aunque sólo se habla de las ventajas. Son buenas pero son algo chungas para condimentar y tratarla bien.

ahora de oferta

Me refiero a que si estás cocinando, mezclando salsa y moviendo el tema, las sartenes de acero inoxidable son una buena opción, pero para cocinar carne y pescado entonces una de hierro fundido o de acero de carbono serían mejores opciones. Serán más fáciles si lo miramos desde una perspectiva antiadherente.

Pero sí, para salsas y revoltijos la de acero inoxidable (olvidaros de los revestimentos) serán buena opción, para los que seguimos la dieta carnívora de sólo carne, entonces no tanto.

Cocinar carne con sartén

Di suficientes razones para pensar que el ser humano es carnívoro (#194). Un carnívoro facultativo al que le estamos revirtiendo la dieta.

La medicina moderna nos hace vivir más, pero cada vez tenemos más y más enfermedades que antiguamente ni existían. Mucho se ha culpado a la carne porque como no, en el momento en el que mezclamos sartenes y carne, el tema de los cancerígenos siempre sale. Concretamente dos agentes toman popularidad:

  • Aminas heterocíclicas (AHC)
  • Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)

Que son agentes cancerígenos supuestamente de consumir carne cocinada. La realidad es que los únicos estudios hechos sobre estos cancerígenos se hicieron en ratas con dosis totalmente surrealistas.

No nos tendríamos que preocupar de cocinar (o cómo cocinar) carne por razones cancerígenas. No importa si es asar, hervir, cazar, a la parrilla… lo más importante es la calidad de la carne.

Y que no se nos queme (como algunos oyentes a los que esta temática les suda).

Utensilios de cocina saludables

Y como digo, el aliado (a parte de las sartenes) también son los hornos, y si tenéis la posibilidad de cocinar en barbacoa en leña, eso es ya la h0stia.

Si cocináis mucho en el horno, habréis visto o usado bandejas hechas de vidrio o bueno, de la marca registrada pyrex. Están bastante bien porque no hay evidencia de que haya substancias que se traspasen desde el vidrio.

El único problema, y es un problema más práctico es que se engancha lo suyo.

Las ollas de arcilla y utensilios de cocina hechos de arcilla, aunque parezcan naturales puede que estén contaminados perfectamente porque dependerá de dónde venga la arcilla con lo que se ha fabricado. Y ya os puedo asegurar que si se han producido de forma masiva, este es un factor que el fabricante seguramente no se habrá mirado muy de cerca.

Algunas de estas herramientas para la cocina son caras pero tened en cuenta de que estamos comiendo cada día y cocinando a diario, por esto mi manera de verlo es que los utensilios son una inversión para la salud.

Recordad que lo barato no acostumbra a durar, y que también hay montones de cosas innecesarias, como por ejemplo el malo del microondas que hace más daño para la salud que servicio sin contar todo el espacio que ocupa en la cocina.

Si os interesa algo que caliente pero que no cocine… ya os presentaré a una ex.

Al igual que con mi ex, ni siquiera nos deberíamos acercar al microondas. Y no es ninguna exageración. Exactamente lo mismo con las freidoras. Ambos aparatos radian frecuencias EMF y depletan la nutrición de la comida que le metemos dentro.

Así que ya sabéis, las sartenes más sanas son las de hierro fundido, las de acero al carbono, acero inoxidable pero evitad los revestimientos que acostumbran a estar en las sartenes de piedra que tantos se preguntan si son saludables.

  • spotify
  • apple podcast
  • youtube
  • ivoox

Únete a otros carnistas ninja

¿Te apasiona la salud ancestral pero también la mejora personal?
Somos unos multipotenciales. Aprendices de todo… Maestros de nada.
Únete a otros «ninjas de la vida» que practican el carnismo.

Únete a la comunidad

  • Comunidad: hablamos de carne, salud, fitness y mucho más.
  • Podcast premium: escucha episodios sólo para miembros.
  • Boletín privado: recibirás correos exclusivos.
pau ninja sketch

Pau Ninja

Algo no iba bien después de 6 años gravitando entre dietas veganas y vegetarianas calculadas al milímetro. Mi barriga de preñado parecía que iba a reventar y tenía niebla mental a todas horas. Cinco semanas de sólo comer carne fue todo lo que necesité.

Mi subpodcast sobre salud

Podcast general